jump to navigation

Educando con AMOR diciembre 2, 2008

Posted by argosalejandro in amor, General, reflexiones.
Tags: , , ,
add a comment

El día de hoy me tocó vivir de cerca una experiencia que no por común deja de ser impactante, fuí testigo de la falta de tolerancia en su máxima expresión entre familiares, para ser más exacto, de una madre hacia un hijo.

Ésta situación embarazosa me hizo plantearme algunas cosas, como el hecho de la educación de las nuevas generaciones, de esos seres humanos que son (o somos) adultos en “entrenamiento”, que dentro de unos cuantos años la mayoría nos convertiremos en los padres de familia de esa época y me pregunto si es bueno el camino que se está sembrando por muchas esferas.

Con todos los problemas que ser adulto conlleva, con la economía, el trabajo, el tiempo que “no alcanza para nada” (una moneda tan escasa como la corriente), con los vaivenes y trajines del día a día, queda relegado en último sitio la educación, no hablo de la que se imparte en las aulas, sino la que proviene del seno familiar.

Erroneamente se ha llegado a creer, que inscribiendo a los hijos en un “buen colegio” le aseguran el éxito en la vida, le están dando entonces la educación de calidad que como ser humano y ciudadano merece, pero no es así, de qué sirve ser un as en el manejo y procesamiento de la información circundante cuando los valores no los tenemos claros, cuando se puede pisotear el derecho del otro por el simple hecho de poseer en un momento determinado algún tipo de superioridad ya sea económica, socio-cultural, o simplemente de fuerza bruta como en las mismísimas cavernas.

Comprendo perfectamente que anque los minutos son escurridizos y que se dejan ir como agua entre los dedos, que el cansancio de un día laborioso merma la claridad mental y solo se desea un rato de paz y tranquilidad, pero, si una obligación tan corriente como es el trabajo se cumple con el mayor esfuerzo que es posible, porqué no dedicar tiempo de calidad para quienes llaman “mis hijos”, procurando ya no solo el ejemplo del esfuerzo y el trabajo, sino también enseñando las leyes mínimas de convivencia, el respeto al derecho del otro pero sobre todo al propio, no avergonzando frente a compañeros ni demostrando esa superioridad patética de fuerza bruta para que obedezcan una sencilla orden que en ocasiones, es mas patética aún.

Cómo rayos somos capaces de alzar el dedo acusador y achacar todas nuestras miserias al gobierno, a nuestros gobernantes, al país vecino o al coterraneo de enfrente, cuando nosotros mismos actuamos poniendo un yugo a las personas que decimos “amar” y que nos olvidamos que más que ser propiedad son un regalo, y que mas que necesitar órdenes necesitan caricias.

Cómo podemos criticar las actitudes del compañero de trabajo, del servidor público, del vendedor, del conductor que va adelante… cuando nosotros mismos tenemos tantos o más errores que todos ellos.

Cómo esperamos tener “un mundo mejor”, cuando con nuestra falta de tiempo, nuestra intolerancia, nuestra agresividad estamos sembrando en los corazones mas tiernos el odio, el rencor, la avaricia , el desdén y la falta de compromiso para “con los suyos”.

El problema no está en los vecinos, en las razas, en los colores ni en los gobiernos… el problema real, está en TU casa.

Esperar que otros cambien el mundo por ti, es como pretender comer y que otro eche la mierda fuera…

EDUCA con AMOR,…

Si no eres capaz de gritarle a tu jefe, de descalificarte a ti mismo, de liarte a golpes con un campeón de kung fu,…. porqué te crees tan “buen padre” cuando lo haces con tu hijo???….

No te dejes llevar por la cultura del intemporismo, SIEMPRE HAY TIEMPO PARA UN TE QUIERO.

….
Gracias por transformar mi vida con amor, por cambiar mis horizontes hacia cielos despejados, gracias por enseñarme a ser un verdadero “ser humano”. Los amo familia.

Anuncios

Lo más peligroso… noviembre 8, 2008

Posted by argosalejandro in General, reflexiones.
Tags: , , ,
1 comment so far

“Lo más peligroso que tiene la vida, es vivir”…

Cada ser humano, es creado y empaquetado con una serie de virtudes y defectos que en teoría le ayudarán a sobrevivir en el mundo en el que se desenvuelva, todos vivimos en el mismo globo terráqueo sin embargo no todos pisamos el mismo mundo, pues las diferencias van desde relieves, colores, sabores, climas hasta posiciones económicas o sociales, es por ello que conforme se van desarrollando las cualidades y amaestrando los defectos, se puede ir afianzando el paso en el terreno donde se nos fué depositados.

¿Qué es lo que conlleva nacer?
Aterrizar en un regazo, comer, dormir, soñar , descomer y volvemos a empezar.

¿Y crecer?
Andar, caernos, levantarnos, reír, llorar, y todas las anteriores…

La relación mas preponderante y mas noble existe en el sueño, no como efecto relajante de morfeo, sino como añoranza futura que tiene albergue en lo más profundo de nuestro ser.

Soñar, es entonces, la creencia de que existe un mañana por sentado, es pensar en que el día de hoy tiene un propósito pues nos estamos encaminando para mañana, es desplazar los miedos del no puedo, para convertirlos en un alentador tal vez, es llenarse de ímpetus y permitirle a la mente un descanso de la cotideaneidad para viajar a nuevos horizontes.

En ocasiones, los sueños, la vida y la muerte se ven las caras, las miradas se cruzan y nadie sabe qué es lo que saldrá de todo ello, a veces… solo a veces… el deseo no basta, el esfuerzo es ineficaz y no cabe mas que guardar las cosas en la maleta personal y emprender el camino de regreso a…¿casa?.

Pero qué hay de esas oportunidades en las que el camino se entrelaza de tal manera, que la ruleta rusa está en nuestras manos, dejándonos la opción de seguir, o simplemente guardar las fichas y terminar la partida…

El día de hoy, no me cabe duda, de que lo más peligroso que tiene la vida, es en definitiva, VIVIR, tomar la decisión de seguir pisando éste mundo con todo lo que ello conlleva, es una decisión difícil de tomar aún con todo el amor que pueda ser prodigado por los seres queridos, pero es quizá más sencillo cuando se tienen claras las metas, las opciones y las estrategias a seguir.

Vivir, no es simplemente abrir los ojos cada mañana para darte cuenta de que, irremediablemente sigues vivo.

Vivir, no es maldecir el día por amanecer nublado , demasiado soleado, con calor, con frío, seco, húmedo…

Vivir, no es deambular por las calles con la vista pegada al suelo y los pies arrastrando por el asfalto.

Vivir, no es “pasar el tiempo” pues el tiempo tiene su propio ritmo, y nadie puede detenerlo o acelerarlo.

Vivir, en cambio, es sacarle provecho a los segundos, motivar a los minutos y degustar las horas.

Vivir, es ser el todo de un algo, y un algo para ese todo.

Vivir, es comulgar con las ideas de pocos y saborear las incoherencias de muchos.

Vivir, es sentir el más mínimo rayo de sol bordeando la piel, es sentir el propio aliento al compas de nuestra respiración, es encontrar lo nuevo en lo rutinario, ser escudero fiel del alma tanto como tierno botón de primavera para el corazón.

Me he decidido por permanecer, no por terquedad o vano intento de desafiar al destino, sino, para que un día a la vez, aprenda algo nuevo, para poder seguir disfrutando del amor que me envuelve y me hace feliz, pero sobre todo, para tomar el riesgo de querer alcanzar mis sueños.