jump to navigation

Mini guía de la ansiedad noviembre 14, 2008

Posted by argosalejandro in General, salud.
Tags: , , ,
add a comment

I

La presente es una mini guía que pueden llevar a cabo todas aquellas personas que se encuentran en el entorno cercano a una persona que sufre y padece de ansiedad y pánico, puesto que muchas veces no se sabe como proceder después del diagnóstico o bien, ni siquiera se llega a él, y la mejor ayuda que existe para la negación de su existencia, para la incredulidad y para la ignorancia general es ni mas ni menos que la información, así que espero que les sirva en algo.

*texto copiado*

Guía para familiares y allegados a personas con Trastorno de pánico

No es infrecuente que las personas del entorno de los afectados/as por ataques de pánico se encuentren desorientados ante una situación nueva que generalmente aparece de una forma repentina y brusca y que, en ocasiones, se presenta con síntomas espectaculares ante los que no saben cómo reaccionar.

Esta guía o manual pretende servir de ayuda a esas personas que conviven o comparten gran parte de su tiempo con un afectado/a por este trastorno de ansiedad, en base a las experiencias y vivencias personales de quienes han sufrido y todavía sufren este problema. A la vez, si consigue su objetivo, será de utilidad para el/la propia afectado/a ya que la actitud de las personas que lo rodean juega un papel muy importante de cara a su recuperación.

Sin más preámbulos, vamos a enumerar y analizar una serie de aspectos que entendemos son de especial interés:

– Lo primero es conocer en que consiste el trastorno de pánico: Como ya hemos adelantado, es un trastorno de ansiedad. La ansiedad es una emoción necesaria para la vida de cualquier persona ya que mediante ella se pone en marcha el mecanismo de alarma de nuestro organismo ante la existencia de un peligro real y así permite reaccionar de una forma adecuada frente a la amenaza de ese peligro. El problema surge cuando esa ansiedad se dispara sin la existencia del peligro real. Ello se debe a una interpretación errónea de la realidad, al pensamiento de que algo malo o grave está ocurriendo o va a ocurrir ante una determinada situación . La ansiedad lleva aparejados síntomas tales como palpitaciones, sensación de mareo o desmayo, dolor en el brazo izquierdo o/y en el pecho, pinchazos en el corazón, sensaciones de calor y frío, temblores, sensación de atragantarse, náuseas y molestias intestinales, sensación de ahogo o asfixia, nudo o molestias en la garganta, opresión en el pecho, despersonalización( verse a uno mismo como desde afuera ), desrealización ( extrañeza ante personas, objetos o situaciones cotidianos), entre otros. Cuando la persona interpreta estos síntomas como que algo grave le está sucediendo( un ataque al corazón, morirse, volverse loco o perder el control), está creyendo en la existencia de otro peligro que a su vez incrementa su ansiedad y con ello, sus síntomas, produciéndose, por tanto, el círculo vicioso de la ansiedad.

Una vez vivida esta experiencia, la persona teme su repetición y vive en un estado constante de miedo, pendiente de cualquier síntoma o cambio en su cuerpo. Cuanto más centre la atención en ellos, más notorios se harán .

– En segundo lugar, es necesario saber que, a pesar de lo descrito, no es nada grave, aunque sí muy doloroso para el/la afectado/a, quien en ocasiones asocia la crisis de ansiedad o angustia a los lugares o situaciones en que se produjo la primera vez o veces sucesivas, con lo que es característico que tiendan a evitarlos en la creencia errónea de que de esa forma evitan a su vez un nuevo ataque de pánico.

– En tercer lugar, también hay que ser conscientes de que las conductas de evitación no hacen más que reforzar la ansiedad ya que la asociación antes descrita da lugar a que la persona piense de forma errónea que son aquellos lugares, acontecimientos, situaciones,… las causantes de su pánico y que al no volver a vivirlas éste no va a producirse, de manera que lo que así consigue es reafirmar que el peligro es real. Estas conductas de evitación pueden llegar a limitar la vida de la persona de una forma considerable.

– El cuarto aspecto que debe abordarse es el de la recuperación: La recuperación es posible con un tratamiento adecuado. Los medicamentos que suelen prescribirse, consistentes en ansiolíticos y/o antidepresivos, alivian los síntomas, pero no curan; incluso pueden llegar a enmascarar el trastorno. Con ello no queremos decir que no deban tomarse, lo cual ha de hacerse siempre bajo prescripción médica, ya que en ocasiones son de gran utilidad; pero sí hay que tener claro que no es la solución. Ésta está en la terapia psicológica.

Una vez hechas estas presiones, pasamos a enumerar una serie de pautas de conducta que sería conveniente siguiesen los familiares y allegados de un/a afectado/a de Trastorno de Pánico:

1º – Mostrar comprensión ante el sufrimiento que provoca el trastorno: Aunque sea difícil poder imaginar el dolor que este problema causa, una actitud de comprensión y apoyo es la mejor ayuda que se puede brindar. Ello puede lograrse entendiendo lo que explicábamos anteriormente y pensar que el dolor que produce un ataque de pánico es indescriptible.

2º – Por el contrario, mostrar preocupación o alarma ante el estado del afectado es contraproducente ya que si es percibido por él, llega a pensar que es la confirmación de su temor a que le está sucediendo algo grave. Ello no significa que deba demostrarse desinterés ya que puede ser interpretado como falta de comprensión. Sabemos que esto requiere un esfuerzo por parte del familiar, pareja o amigo ya que se trata de compaginar dos actitudes que en principio pueden parecer contradictorias: el decirle una frase como “ no te preocupes, no es nada grave, intenta relajarte” y recordarle que lo que está sintiendo es simplemente ansiedad, pueden tranquilizar al afectado.

3º – Escucharle cuando esté en disposición de hablar de sus sensaciones y miedos. Nunca forzarle a ello ni insistirle ya que muchas veces el simple hecho de recordar los síntomas genera un gran malestar.

4º – Cuando esté sufriendo una crisis o sienta un gran malestar, si no es capaz de hablar de la situación por la que está pasando en ese momento- que puede prolongarse en el tiempo- las muestras silenciosas de cariño como el abrazarle, tomarle una mano,…son señales evidentes de apoyo, comprensión e interés.

5º – También es conveniente que se le recuerde en qué consiste lo que le está sucediendo cuando se encuentre mal de forma calmada, con paciencia- ya que serán bastantes veces las que haya que repetírselo- pues contribuirá a que vaya recuperando la tranquilidad.

6º- Ayudarle en las técnicas de relajación y respiración diafragmática al principio de sus crisis es una labor de inestimable ayuda.

7º – No utilizar frases negativas respecto a su estado físico como “estás pálido/a”, “¡qué mala cara tienes!”, “ tienes ojeras”, ¡ cuánto adelgazaste o qué delgado/a estás”, por ejemplo, ya que, como antes decíamos, puede interpretarlo como esa confirmación de su gran temor a morirse, sufrir un ataque, estar enfermo/a, volverse loco/a,…

8º – Si pierde el apetito, el propio afectado se preocupará por este hecho volviendo a pensar que va a enfermar, por lo que lo mejor es tranquilizarle en este sentido aconsejándole que ya comerá algo nutritivo cuando pueda hacerlo, sin insistir en que ingiera alimentos en los momentos en que no es capaz ni mostrar preocupación por ello ya que no se va a morir de inanición.

9º – Las personas que padecen un trastorno de ansiedad del tipo que estamos tratando suelen tener sentimientos de culpa por su problemática y las implicaciones que pueda tener en su familia y/o amistades, por lo que hablar de ello será tranquilizador.

10 º – También se caracterizan por una baja autoestima, que usted puede ayudar a mejorar haciéndole ver sus virtudes.

11º – Es importante que valore sus logros por pequeños que sean pues cualquier paso positivo es un avance importante de cara a su recuperación ya que con él puede comprobar que si una vez pudo hacer algo que le asustaba o controlar su ansiedad, será la prueba de que no es un imposible, de que nada malo le sucedió y es la forma de ir perdiendo el miedo.

12º- Así mismo, un intento fallido no es un fracaso; usted, familia, pareja o amigo, puede animarlo en el sentido de que al menos tuvo la valentía de haberlo intentado y que otra vez lo conseguirá.

13º – Bastantes afectados por trastorno de pánico se culpabilizan y/o presentan un gran rechazo por tomar cualquier tipo de medicación ansiolítica o antidepresiva. Aunque ya hemos expuesto más arriba lo que pensamos a este respecto, repetimos que puede estar indicada y que ayuda en la medida de aliviar los síntomas, por lo que ese sentimiento de culpa es infundando cuando la persona sigue las prescripciones de su psiquiatra y su rechazo generalmente se debe a dos motivos: miedo a la adicción y miedo a los efectos secundarios y/ o a los síntomas que en los primeros días de la ingesta notan. Es conveniente decir que la medicación se irá dejando bajo control médico a medida de que la mejoría lo aconseje, que el psiquiatra por lo general también llevará un control del estado de su paciente y que esos primeros síntomas cederán al acostumbrarse el organismo a una sustancia nueva para él. Los efectos beneficiosos de los antidepresivos suelen tardar en aparecer entre tres semanas y un mes desde el comienzo de la toma de la primera pastilla. En este sentido, usted puede apoyarlo.

14º – Son frecuentes las recaídas o altibajos, que frecuentemente producen desánimo al afectado: usted puede recordarle que es algo habitual en su trastorno y que es pasajero.

15º – También puede ayudarle a hacerle ver que sus pensamientos negativos sólo le generan mayor malestar e intentar contrarrestarlos con otros positivos, que usted está mejor disposición anímica para hacérselos ver.

16º – El mejor consejo que puede darle es que acuda a la ayuda de un profesional y animarlo cuando no encuentre el adecuado a seguir buscando ya que la recuperación es posible.

Sabemos que esto supone un gran esfuerzo y paciencia para los familiares, amigos y personas del entorno de un afectado, pero se ha de tener en cuenta que algunos de estos consejos sólo se llevarán a cabo en situaciones puntuales ya que es importante que no se agoten tratando de ayudar: la mejor ayuda es la de un especialista.

Las personas del entorno del afectado llevarán su vida normal sin que el trastorno interfiera en ella, lo que además será una prueba más de que no tiene razón en sentirse culpable y que la preocupación por él es relativa; únicamente por el sufrimiento que le genera el trastorno de pánico.

*** Gracias mami 🙂

Anuncios

Mens – cogitatio noviembre 11, 2008

Posted by argosalejandro in prosa, reflexiones.
Tags: , , ,
add a comment

Se ha abierto el telón…

Los danzarines aparecen flotando por los aires con gráciles movimientos que evocan al viento. Cada paso es analizado, cada pirueta ovacionada en las entrañas con el silencio del ímpetu aprisionado en la elit del lugar.

Del otro lado del recinto, las miradas atónitas en momentos, cansadas o aburridas en otros, y por qué no decirlo, una que otra decepcionada, observan los figurines torneados llevar a cabo la interpretación a la cual fueron asignados: magos del tiempo que cortejan a los días con sonrisas fingidas y galanteos obtusos; memorias perdidas en el barullo de la luz resplandeciente en medio de la ciudad; deseos inquietos que rondan sin parar al contrario de las ilusiones fijas que parecen inmóviles franelas de ornato al fondo del escenario.

… Dos pasos hacia atrás es el equivalente a tomar impulso para romper por un instante la gravedad que sujeta los cuerpos a la tierra; vista al frente, pecho erguido, muslos contraídos y entonces, hacia adelante …

… El cansancio se hace sentir cuanto mas cerca está el final, mas no por ello declina el esfuerzo por conseguir lo de cada función: la excelencia …

Contaminado por el rumor escandaloso procreado en el sector mas voraz de la mente, confundido entre las tinieblas de la incertidumbre, es acribillado por las ideas amigas de las dudas que golpe a golpe dejan marca indubitable de su estancia. Paraderos que sin ser destino fijo alimentan al alma llana de orgullos y hasta quizá inhibiciones.

Comienza la lluvia a caer, el cielo a llorar y el telón a cerrar… todos buscan un refugio corriendo en todas direcciones, pero él mira fijo al cielo esperando de nuevo la luz.

Lo más peligroso… noviembre 8, 2008

Posted by argosalejandro in General, reflexiones.
Tags: , , ,
1 comment so far

“Lo más peligroso que tiene la vida, es vivir”…

Cada ser humano, es creado y empaquetado con una serie de virtudes y defectos que en teoría le ayudarán a sobrevivir en el mundo en el que se desenvuelva, todos vivimos en el mismo globo terráqueo sin embargo no todos pisamos el mismo mundo, pues las diferencias van desde relieves, colores, sabores, climas hasta posiciones económicas o sociales, es por ello que conforme se van desarrollando las cualidades y amaestrando los defectos, se puede ir afianzando el paso en el terreno donde se nos fué depositados.

¿Qué es lo que conlleva nacer?
Aterrizar en un regazo, comer, dormir, soñar , descomer y volvemos a empezar.

¿Y crecer?
Andar, caernos, levantarnos, reír, llorar, y todas las anteriores…

La relación mas preponderante y mas noble existe en el sueño, no como efecto relajante de morfeo, sino como añoranza futura que tiene albergue en lo más profundo de nuestro ser.

Soñar, es entonces, la creencia de que existe un mañana por sentado, es pensar en que el día de hoy tiene un propósito pues nos estamos encaminando para mañana, es desplazar los miedos del no puedo, para convertirlos en un alentador tal vez, es llenarse de ímpetus y permitirle a la mente un descanso de la cotideaneidad para viajar a nuevos horizontes.

En ocasiones, los sueños, la vida y la muerte se ven las caras, las miradas se cruzan y nadie sabe qué es lo que saldrá de todo ello, a veces… solo a veces… el deseo no basta, el esfuerzo es ineficaz y no cabe mas que guardar las cosas en la maleta personal y emprender el camino de regreso a…¿casa?.

Pero qué hay de esas oportunidades en las que el camino se entrelaza de tal manera, que la ruleta rusa está en nuestras manos, dejándonos la opción de seguir, o simplemente guardar las fichas y terminar la partida…

El día de hoy, no me cabe duda, de que lo más peligroso que tiene la vida, es en definitiva, VIVIR, tomar la decisión de seguir pisando éste mundo con todo lo que ello conlleva, es una decisión difícil de tomar aún con todo el amor que pueda ser prodigado por los seres queridos, pero es quizá más sencillo cuando se tienen claras las metas, las opciones y las estrategias a seguir.

Vivir, no es simplemente abrir los ojos cada mañana para darte cuenta de que, irremediablemente sigues vivo.

Vivir, no es maldecir el día por amanecer nublado , demasiado soleado, con calor, con frío, seco, húmedo…

Vivir, no es deambular por las calles con la vista pegada al suelo y los pies arrastrando por el asfalto.

Vivir, no es “pasar el tiempo” pues el tiempo tiene su propio ritmo, y nadie puede detenerlo o acelerarlo.

Vivir, en cambio, es sacarle provecho a los segundos, motivar a los minutos y degustar las horas.

Vivir, es ser el todo de un algo, y un algo para ese todo.

Vivir, es comulgar con las ideas de pocos y saborear las incoherencias de muchos.

Vivir, es sentir el más mínimo rayo de sol bordeando la piel, es sentir el propio aliento al compas de nuestra respiración, es encontrar lo nuevo en lo rutinario, ser escudero fiel del alma tanto como tierno botón de primavera para el corazón.

Me he decidido por permanecer, no por terquedad o vano intento de desafiar al destino, sino, para que un día a la vez, aprenda algo nuevo, para poder seguir disfrutando del amor que me envuelve y me hace feliz, pero sobre todo, para tomar el riesgo de querer alcanzar mis sueños.

Amo amar…. noviembre 5, 2008

Posted by argosalejandro in amor, General, prosa.
Tags: , ,
1 comment so far

Es un día común y corriente, corre el mes de junio con incipiente prisa a darle paso a julio quien detrás espera impaciente por colorear los paisajes y darle mas viveza a la naturaleza que ya de por sí se ufana orgullosa de sus pétalos de rosa, de sus mariposas de alas extendidas, de sus nubes y también de las gotas de rocío que mañana a mañana coronan las verdes hojas de los campos.

Aún es demasiado temprano para salir y demasiado tarde para seguir durmiendo, así que me estaciono en el limbo temporal para contemplar plácidamente cuanto me rodea. Puedo ver desde mi ventana un par de pequeños pájaros que trinan eufóricos dandole la bienvenida al amanecer, es tan sabia la naturaleza, que es capaz de marcar incluso el día de la noche con pequeños detalles, tales como el cierre de pétalos o el taciturno roncar de un girasol sin sol.

Me asomo al corredor que flanquea gran parte de la casa y percibo que ya no está cubierto de penumbra sino mas bien de una perezosa luz suave que invita a salir, me decido y me dirijo hacia el salón, está bastante fresco, mi piel se estremece ante el cambio de temperatura producido a salir recientemente de la tibiez de las mantas, pero sin embargo, no es algo que pudiese incomodar, sino mas bien, da la sensación de una caricia para poder espabilar mejor. Ya en ésta habitación, puedo contemplar la calle a través de un amplio ventanal, que refleja una ciudad aún dormida, por la que deambulan uno que otro ente que no sabría distinguir entre deportista o desorientado, mas al ser fin de semana, no tardan en aparecer figuras un poco mas enjuntas pero no menos entusiastas, que se dirigen con parsimonia y encanto, ataviadas de sus chales para dirigirse unas a misa y otras a juzgar por los grandes bolsos, al mercado.

Respiro profundamente sintiendo el aire fresco introducirse hasta lo más profundo de mis entrañas, me pongo en pie y regreso hasta aqui pues siento ese clásico cosquilleo que despunta en mis dedos característico de sentimientos contenidos y palabras sin decir, así que aprovecho el momento de calma y quietud para concentrarme únicamente en las voces internas que dictan a mi conciente que afanosamente se presta para ser conducto y portavoz…

Con una caricia, reviven mis ímpetus
con una sonrisa dulce, se curan mis heridas
con una palabra de aliento, se enciende mi espíritu.

Sólamente con amor, puedo vivir
sólamente con amor, puedo sentir
sólamente con amor, puedo soñar
sólamente con amor, puedo ser quien soy.

Pues es precisamente con el amor que mis días sombríos tienen halos de luz, que mis ojos alejan el reflejo del dolor y son capaces de brillar, que aún en medio de contrariedades, desdén o incluso adusto sufrimiento, mi alma puede seguir siempre a flote, abatir sus pesadas alas impidiendo que el fango coaccione su voluntad de volar siempre hacia un mejor horizonte, guiando mis pasos a tierras mas altas donde lo único que se percibe es simplemente amor.

Amo amar…
porque me da la oportuidad de vivir sin falsos temores ni vanas expectativas
Amo amar…
porque cuando amo mis sentidos se agudizan y mi corazón late con mas fuerza.
Amor amar…
porque me da la capacidad de construir sentimientos, emociones y lazos que se vuelven cada vez mas fuertes y duraderos.
Amo amar…
porque gracias a éste sentimiento, han podido entrar en mi ser, salvarme de la soledad, llenar de vida mis días, acortar el llanto y devolverme la infancia que creí perdida.

Hoy me siento orgulloso de ser y existir, pues se que tengo la capacidad de amar y que al hacerlo, todo a mi alrededor toma sentido, nada es en vano y aunque en el andar existan tropiezos varios, nada impedirá que retome mi camino pues tengo mil y una buenas razones para seguir amando.

Cierro el cuaderno y dejo a su lado mi lápiz, nunca se sabe cuando se necesite uno y es mejor tenerlo a la mano. Al parecer el sol finalmente ha decidido tomar el lugar en el trono que le corresponde, dejándose ver aún a pesar de algunas nubes necias que intentan ocultarlo. El día comienza y que mejor manera de hacerlo con una sonrisa.

Quise soñar… noviembre 3, 2008

Posted by argosalejandro in poesía.
Tags: ,
add a comment

Ayer cerré los ojos y me entregué al placer de soñar,
me dejé llevar por el viejo ardid de la fantasía
anduve entre nubes de algodón y terciopelo
y dejé que los rayos del sol acariciaran mi cara
me bañé en los colores del arcoiris que como cascada
caían resplandecientes hacia un destino confuso.

Hoy desperté en medio de una vida esteril
busqué sin encontrar el futuro en el horizonte,
quise correr sin rumbo fijo en busca de lo inexistente
mas los pesados grilletes de la realidad
ataron mis pies al suelo del presente.

Quise soñar que tenía una vida
y me topé con la muerte.

Quise soñar con un futuro
mas la oscuridad empañó mi mirada.

Quise soñar con un mañana
pero el hoy se aferró con fuerza a mis entrañas.

Quise soñar que el tiempo sería mi aliado…
y hoy… hoy me doy cuenta que es mi asesino.

Adiccionando noviembre 2, 2008

Posted by argosalejandro in prosa, reflexiones.
Tags: , ,
add a comment

Hoy es un día muy extraño, mi inerte humanidad se encuentra flotando en un mundo sin aparente sentido que me dice que soy un extraño cabalgando en un equino que aparece y desaparece en virtud de ella.

Desperezo mi mirada y adapto mis pupilas a la insistente luz que se cuela entre las cortinas, me hacen regresar a una realidad que no busco ni en mis sueños, escapar, pero cómo?, huir, correr, esconderme, otro día mas, veinticuatro horas que apuñalan cual agujas insistentes en cada porción de mi piel. En marcha, mi cuerpo se resiste, queriendo arraigarse a las sábanas desordenadas que aparecen cual enjambre de dudas a veces tan pesadas que cuesta despegarse.

Salgo finalmente hacia la ducha, el agua esta tibia y mi piel se regocija con su presencia, vestirme se convierte en algo automático, no importa el que, solamente hace falta poner unos cuantos trapos encima y a seguir, no quiero parar, no puedo parar, pues si lo hago, nada funcionará, me quedaré varado y no conseguiré poner un pie fuera de aquí….. el aquí y el ahora son dos rudos justicieros que dejan escollos a su paso.

La calle, la gente, los sonidos, los colores, todo se abre para mi como en un grisáseo espectáculo, es tan predecible y común, mis sentidos los rechazan con apatía arraigada, no se porqué estoy haciendo esto, no puedo dejar de pensar en ella, mi compañera, mi amiga, ella es la solución a todos mis problemas, si tan solo pudiera …. no, no debo desviarme, tengo que trabajar, hoy si tengo que llegar, no es posible escapar hoy, pero quizá si al salir nos damos una escapada, que mas da, además tampoco tiene porque ser siempre así, eso es… te llamo con mi pensamiento, clamo tu nombre y profeso tu compañía, nos veremos esta noche, no llegues tarde a la cita.

Papeles, personas, cosa tras cosa desfilan ante mi, siento náuseas, no puedo imaginarme porque estoy aqui, que rayos estoy haciendo!, este no es mi lugar, no es sino una realidad , una estúpida realidad que no deja de interponerse entre… nosotros, tan placenteros, tan compenetrados, tan cómplices tan… cómo? tan solo han pasado un par de horas?, esto no puede ser, que cruel agonía, que destino tan infame que nos impide llegar a nuestro encuentro.. sí sí, pónganlo ahi, nada me importa solo quiero … solo te quiero a ti.

El camino de regreso a lo que ahora llamo hogar parece eterno, mis piernas hormiguean la ansiedad se apodera de mi ser, solo quiero encontrarme contigo, arrojarme en tu abismo, que te apoderes de mi.

Aqui estamos juntos otra vez, mis manos parecen torpes, es solo por la necesidad de tu aliento, te absorvo, inundas mis sentidos, la felicidad al fin circula por mis venas, no se que había hecho sin ti tanto tiempo….

Tiempo, pérdida fatal de lo que una causa puede resultar, sentidos… que todo lo abarcan y todo lo tocan, lo trasforman y lo corrompen, llevando a su pasajero el espíritu hacia los más atrincherados aposentos.

La ilusoria amistad entre la sustancia y la mente, ilustra como camino único su mano para seguir el trayecto que cuesta seguir solitario, sin embargo, la compañía es mas fatal que la soledad misma que no desquebraja ni merma, vulnera mas no mata.

Olvídala, no está bajo tu mando, estas en un error, date cuenta de ello, aún estás a tiempo, no dejes que te robe tu esencia, abre los ojos, el sol brilla resplandeciente, aún en la mas densa oscuridad sabes de la presencia de una estrella, haz como ellas que iluminan la vida de otros aún en su lecho de muerte, toma en tu puño la vida y no dejes que se te escape entre los dedos.

Noche noviembre 1, 2008

Posted by argosalejandro in poesía.
Tags: ,
add a comment

Sombras cortejadas con el indicio de una lúgubre señal de claridad, bailando al compás desde el profundo suspiro del desfallecido aliento que deja escapar la representación fantasmal de los idealismos concurrentes.

Malabarismos elucubrarantes de la farsa y comparsa que acaecen – renacen, atónitos y carentes de sentido para quienes mantienen el ritual comparativo entre lo conveniente y lo irrisorio.

Cesaran las sensaciones de martirizar el ente febril o le transformarán en quien irreconocible se mostrará a sí mismo como quien nunca debió existir.

Mensajes sin destinatario, frases inconclusas, sueños sin sentido, aprensión descontrolada, monstruos desatados frente a la indubitable dama de oscuro vestir y regocijante brillo.